634537289

Está claro que el coche eléctrico (o híbrido) está de moda. Una de las razones de ello es la normativa que se está aplicando en determinadas ciudades y que imposibilita la circulación de vehículos que no sean cero emisiones.

Esto, unido a las ayudas que existen tanto para su compra como para la instalación de puntos de recarga y la concienciación de los ciudadanos sobre contaminación ha hecho que la compra de este tipo de vehículos haya aumentado.

Sin embargo, en vistas a la reducción de la contaminación, los coches eléctricos no son los únicos que funcionan. En la actualidad existen coches propulsados por Gas Licuado del Petróleo o Gas Natural.

 

Vehículos propulsados por GLP

En la actualidad los coches propulsados por GLP representan un 2.7%, frente al 0,6% de los eléctricos y el 0,4% de los de Gas Natural.

La principal ventaja de este tipo de vehículos es que los coches que tienen motor de gasolina pueden transformarse para funcionar con GLP, de forma rápida y no muy cara, unos mil euros. Otra ventaja es su gran autonomía, unos mil kilómetros en algunos modelos.

Otra de las ventajas es que el GLP es mucho más económico que otros combustibles, aunque no tanto como un coche eléctrico.

Tener un coche ECO (como los de GLP o los eléctricos) posibilita pagar sólo el 25% del impuesto de circulación, con el ahorro que eso implica. Además permite al vehículo acceder a las zonas donde es obligatorio este distintivo.

Por otro lado, el principal inconveniente de estos vehículos es que el depósito debe estar en el hueco de la rueda de repuesto, por lo que no se dispondrá de ella. Además, el reportaje no es muy cómodo puesto que se requiere un adaptador, es más largo y se requiere que tengas pulsado un botón especial del surtidor.

Si nos estamos preguntando por las diferencias entre híbrido o eléctrico, el coche híbrido tiene la ventaja de poder hacer viajes de más recorrido sin necesidad de tener que recargarlos, mientras que los eléctricos gastan muy poco y con menos contaminación, algo que preocupa de manera especial en las grandes ciudades. Eso sí, su movilidad es más urbanita y no para grandes trayectos.

Si se opta por un vehículo híbrido habrá que tener en cuenta los modelos más recomendados para ciudad o aquellos más destinados a carretera. También es importante comparar el consumo de cada modelo con el motor tradicional, que además tiene mayor peso.

 

Vehículo propulsados con gas natural

Hay que tener en cuenta que, en los gases que se pueden utilizar para un vehículo se encuentra aquellos menos contaminantes como el gas natural o el propano, no se puede usar cualquier gas derivado del petróleo como el butano.

 El tipo de gas natural que puede usar es el comprimido o el vehicular. Una de las ventajas del GNC frente al GLP es que es más ligero y, en caso de fuga, se disipa más rápida.

De este tipo de vehículos se decía que era el más económico. Sin embargo, las tarifas eléctricas de coches eléctricos y las grandes ayudas que existen en este tema los han desbancado.

Para transformar un coche normal en uno de gas debe ser de más del año 2001 y se realiza mediante un kit homologado.

 

Vehículo híbrido o eléctricos

Uno de los inconvenientes es que son más caros (al igual que los eléctricos), pero disponen de una serie de ventajas fiscales que se deben tener en cuenta. Los coches eléctricos, al ser menos contaminantes incluso, tienen más ventajas.

Los vehículos eléctricos tienen un mantenimiento menor. Como principal ventaja de los híbrido estaría su capacidad de autonomía.

En conclusión podemos afirmar que los vehículos eléctricos son la mejor opción. El bajo coste de la electricidad usada para recargar un coche y las diferentes ayudas que existen en este mundo los convierte en la mejor elección de los vehículos ECO.

Últimas entradas de El Electricista Nicolas (ver todo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.Ver Nuestra Política de Cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat